Skip navigation

Soy enfermo de fibrosis quística y diabético, y llevo más de un año luchando contra la absurda normativa europea que restringe los líquidos en los aviones. Para mejorar mi calidad de vida necesito llevar siempre conmigo todo un arsenal de medicamentos, muchos de ellos líquidos. Cuando salgo de viaje siempre llevo una maleta repleta de medicinas por valor de unos 5.000 euros. Lógicamente no puedo facturarla porque, en caso de pérdida, mi vida correría un serio peligro.

En noviembre de 2006, tuve que tomar un avión de Berlín a Barcelona. Al cruzar el arco de seguridad del aeropuerto de Tempelhof, sin estar en ninguna lista terrorista, ni haber cometido ningún delito y simplemente por el hecho de ser un enfermo crónico de FQ y diabetes, me trataron como a un Yihaidista dispuesto a inmolarme contra símbolos opresores occidentales. Y todo ello gracias al nuevo reglamento CE 1546/2006, que “regula” el trasporte de líquidos en los aviones.

Los agentes de seguridad revisaron mi bolsa de medicamentos, que lógicamente, excedía los límites de los líquidos permitidos por la ley. A la vista de cientos de personas tuve que soportar el registro de mis medicinas y responder preguntas acerca de todas aquellas pastillas, aerosoles, insulinas, jeringuillas o sobre un compresor de aire, que sirve para la medicación vaporizada.

Allí me sentí discriminado, sentí que se vulneraban y pisoteaban mis derechos como persona y como ciudadano europeo. Me encontré frente a frente con una nueva norma, redactada por el Comité de Seguridad de Aviación Civil y aprobada por la Comisión Europea, sin que hubiera sido debatida en el Parlamento Europeo, ni siquiera un debate público previo a su aprobación. Las nuevas normas se basaban en supuestos intentos de atentados y en medidas que aplicaban otros países.

Pero me quedé especialmente sorprendido porque esta nueva normativa había sido declarada secreta. Yo, como ciudadano, no tengo derecho a leerla, ni siquiera para formarme una opinión fundada sobre ella.

En el aeropuerto berlinés, se me dio un folleto que me indicaba qué líquidos y en qué cantidades podía subir al avión en mi equipaje de mano. Sin embargo, la decisión final dependía del personal de seguridad de la zona de embarque, que, por cierto, consultaban exactamente el mismo folleto informativo que tenía yo. No hace falta que exponga lo arbitrario que es este sistema: una normativa secreta, reducida a un mero tríptico informativo, que es el mismo que tenemos el personal de seguridad y los viajeros. Así cada uno de los individuos en la zona de embarque interpreta y decide arbitrariamente qué se puede y qué no se puede pasar.

Sentí vulnerada mi intimidad al tener que enseñarle a un guardia de seguridad un informe médico con mi historial, algo que creo que forma parte de mi privacidad. ¿Está un guardia de seguridad o un policía cualificado para ver y entender este informe?

¿Esta es la Europa que queremos los ciudadanos de los 25?. ¿Una Europa anti-social, anti-democrática, basada en el oscurantismo y en el “todo vale en nombre de la seguridad y la lucha contra el terrorismo”, que anula nuestros más básicos derechos, que merma nuestras libertades, nuestra intimidad y que excluyen a grandes colectivos de personas que son tratados como delincuentes por el simple hecho de coger un avión? No queremos que nuestra sociedad sea igual que los EE.UU, donde todo vale.

Al llegar a España, me puse en contacto con el Defensor del Pueblo Europeo y con la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. He conseguido que se inicie una investigación preliminar sobre este tema.

Anuncios

2 Comments

  1. Por mi parte, estoy completamente de acuerdo en que la norma es ridícula y está mal hecha.

    Si hay cualquier cosa en la que te pueda ayudar para intentar cambiarla, cuenta conmigo.

  2. Compañero, lamento el trato que recibiste en Berlín, provocado por una normativa tan injusta como estúpida, tan arbitraria como inútil. Que se derogue!


4 Trackbacks/Pingbacks

  1. […] opiniones diego en Denuncias por internetLeandro Sporn en Denuncias por internetEn el aeropuerto de … en Reglamento (CE) 1546/2006 de l…OLGA LUCIA PINZON en Free Lotto y otros fraudes […]

  2. […] Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. El martes 27 de mayo tendré 5 minutos para exponer mi caso en Bruselas, luego se le dará la palabra a un representante de la Comisión Europea y a […]

  3. […] de los aeropuertos haya sido mejor entrenado. En eso coincidimos: 1 año y 7 meses después del incidente yo también lo sigo esperando, pero estoy empezando a perder la […]

  4. […] hecho que está el reglamento sobre seguridad aérea. Al respecto, he apoyado el planteamiento de David Raya. Opino en esto básicamente lo mismo que J.L. Prieto. Hace unos días, aventuraba que podría […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: