Skip navigation

A parte de la denuncia que presenté ante el Parlamento Europeo, también envié cartas a la Comisión Europea, los impulsores de esta normativa. Me contestó John Wilson, de la Dirección General para la Energía y el Transporte. Wilson me argumentó (la traducción del inglés es mía):

Sobre la preparación para la implementación de la normativa y sobre el entrenamiento del personal, debo admitir que la regulación se adoptó e implementó bastante rápido para poder responder a la nueva amenaza desvelada en Londres el 10 de Agosto. Esto dio a los Estados Miembros muy poco tiempo para prepararla e implementarla. Espero que el personal de seguridad haya sido entrenado mejor y sensibilizado con esta situación.

Al menos Wilson admite que la aprobación de una normativa que afecta a tantísimas personas no se hizo como debería. También espera que el personal de seguridad de los aeropuertos haya sido mejor entrenado. En eso coincidimos: 1 año y 7 meses después del incidente yo también lo sigo esperando, pero estoy empezando a perder la esperanza.

Y sobre las supuestas urgencias y los supuestos atentados, me permití recordarle al Sr. Wilson que los únicos atentados que hemos sufrido en Europa después del 11-S han sido en unos trenes (Madrid) y en unos autobuses (Londres).

Le pedí, por supuesto, que modificara o derogara la normativa y me respondió:

No creo que haya demasiado apoyo para abolir la regulación mientras la UE permanezca vulnerable a los ataques que utilizan explosivos líquidos y mientras no exista la tecnología capaz de distinguir líquidos peligrosos de los inocuos.

¿Que no hay demasiado apoyo? Por lo arropado que me he sentido en estos meses de batalla, yo creo que SÍ lo hay. Hemos de encargarnos de hacérselo saber.

Anuncios

One Comment

  1. Espero sinceramente que tengas éxito, pero soy bastante escéptica. He escrito al “club” de TV3 justo hace 10 minutos, cuando has participado, comentando que estoy en el mismo caso que tú, aunque la enfermedad sea distinta. Todavía no he tenido problemas “serios” (aunque en el Charles de Gaulle, en París, me revisaron toda la medicación) pero siempre voy con ese miedo, y de hecho, he renunciado a viajar a los USA de nuevo porque no tengo ganas de tener que pasar ese mal trago, además como mi enfermedad es de las consideradas “raras”, ¿cómo les explico? ¿cómo van a entender el informe médico, aunque esté traducido al inglés, si en español ya tengo problemas para explicarlo?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: