Skip navigation

Tag Archives: izquierda unida

¿Os acordais de aquella serie de los 80 sobre unos extraterrestres que llegaban a la Tierra y bajo su apariencia humana se escondían unos reptiles que comían ratones?. La serie se llamaba “V” y tomaba su título de un abuelete superviviente de los campos de exterminio nazis, que enseñó a los críos de la calle que, a la hora de grafitear los carteles de propaganda de los visitantes, debían hacerlo escribiendo encima la “V” de victoria.


Estos días hemos conseguido una importante victoria en el seno de la UE. No hemos ganado la guerra y aún queda mucho por hacer, pero ha sido un primer paso decisivo y muy importante. Ha triunfado la democracia y el sentido común. Gracias a los ciudadanos y a nuestras presiones les hemos demostrado a nuestros gobernantes que no aceptaremos cualquier cosa y que no todo vale en nombre de la seguridad y la lucha antiterrorista. El famoso reglamento de seguridad en los aeropuertos por fin es totalmete público. Espero que hayan aprendido la lección y que sepan que si vuelven a hacer leyes secretas, no lo consentiremos e iremos a por ellas.

Ahora toca exigir que se rehaga la normativa o la modifiquen de pies a cabeza. Algunos puntos aún dejan lugar a la arbitrariedad y, sobre todo, hya que modificar todo lo referente a los líquidos, pues aún siendo pública, la ley sigue siendo igual de absurda.

¿Por qué no se puede pasar una botella de 1 litro pero sí esa misma botella fraccionada en 10 botellitas de 100ml? ¿Por qué me requisan cualquier líquido que exceda de 100ml en el control y sigo pudiendo comprar sin límite una vez pasado dicho control, incluso en botellas de cristal? ¿Por qué las personas enfermas tenemos que seguir enseñando nuestro informe médico confidencial a alguien que no entiende de medicina?

Sigue habiendo muchos absurdos. Pero como os digo todo esto lo reservamos para un segundo asalto que empezará en breve. Toca de nuevo iniciar el acoso y derribo a la Comisión Europea hasta que mofiquen una vez más (ya lo han modificado en 14 ocasiones) el maldito reglamento que nos lleva a todos de cabeza.  Por eso ya estoy en contacto con Willy Meyer (Izquierda Unida) e Ignasi Guardans (CiU) para ver hacia donde encaminamos la lucha. Además, mi petición quedó abierta y es muy probable que tenga que volver a la Eurocámara.

Hará cosa de 2 meses escribí al ministro del Interior pidiéndole una entrevista para dialogar sobre el tema y pedirle por favor que aplicara la normativa según las declaraciones de la portavoz de la Comisión Europea el día que yo comparecí ante la Comisión de Peticiones de la UE. A día de hoy no sólo no ha contestado, demostrando que le imporata muy poco que en una democracia haya leyes secretas, sino que, al parecer, desde el gobierno van a seguir aplicando la normativa a su gusto. Es decir, que aunque se haya echo pública, ellos van a seguir aplicandola de la misma manera que cuando era secreta, como si no se hubiesen dado por enterados.

Y yo me digo: “¡Pero qué jeta tienen!”.  Yo estoy obligado a cumplir sus leyes, no puedo pasar los límites de velocidad, he de pagar impuestos…  Y ellos, que son el gobierno, cuando les imponen una ley deciden que se la trae al fresco. Creo que no hace falta que escriba lo que opino de este gobierno y de sus flamantes minitros, empezando por la de Fomento y acabando por el de Interior.

Por cierto 3 cosas antes de acabar.

1) Decían que no publicaban la ley por miedo a dar pistas a los terroristas. Una vez publicada y leída, creo que, o se reían de nosotros o nos toman por tontos. ¿Dónde están las pistas en decir que no se pueden pasar ni armas de fuego ni armas blancas, entre otros absurdos?

2) Recomiendo imprimir la ley y llevarla siempre vosotros cada vez que voléis. Yo ya tengo mi copia y bien subrayada. Así por lo menos ahora tenemos donde agarrarnos y podemos pedir que nos hagan un papel con lo decomisado para que nos lo devuelvan. O que no nos obliguen a quitarnos los zapatos si la máquina no ha pitado. Además muchas de las cosas que nos quitaban ha quedado demostrado que era por puro capricho e ignorancia, como es el caso de las tijeritas y las navajitas que no pasen de los 6cm, potitos infantiles, caca-colas para un diabético, entre otras muchas.

3) El reglamento, si lo habéis leído, dice que no se pueden subir catapultas a bordo. ¡¡¡No estoy de acuerdo!!!. Esto es un atropello a la moralidad, la integridad y libertad de las personas. ¿Pero cómo se les ocurre?. Yo, al igual que ustedes, supongo, no puedo volar sin mi catapulta de bolsillo.  Además, ¿qué terrorista que se precie no va a llevar una buena catapulta, eh?

Anuncios